Ir a…


Periódico Vecinal de la Cuenca San Juan de Dios de Valparaíso - cerros Yungay, San Juan de Dios, La Loma, Cárcel, Panteón y alrededores.

RSS Feed

Falleció Jorge Montiel: Se nos fue el vecino cantor


por Luz María Saldías


El sábado 20 de noviembre, un acontecimiento especial golpeó a Guillermo Rivera y a nuestro puerto de Valparaíso. El vecino, porteño, maestro y cantor bohemio, Jorge Montiel, se nos fue, cantando sus tangos arrabaleros. Habitante eterno de este barrio, junto a  su numerosa familia “los González” residió en una bella casa de arquitectura patrimonial que se yergue  en Guillermo Rivera a la altura del 500.

Conforme a la tradición centenaria del puerto, este querido tanguero fue velado en su casa, donde se dieron cita, día y noche, familiares, vecinos  y amigos de la música, quienes lo despidieron con cuecas y boleros, con arpas y pañuelos al viento. No hubo lágrimas, no hubo discursos, solo música.

El domingo fue la misa en la iglesia La Matriz del puerto, hasta donde se volcó  la masa porteña a acompañar a este insigne amigo cantor. Escuchamos los pregones del Motemei, al cura dándole el adiós en paya y guitarra en mano, a nuestros cantores populares,  al gremio de músicos, a los familiares, a los amigos de la noche, a los transeúntes del puerto, a niños, jóvenes y viejos cuequeros haciendo sonar su adiós y batiendo palmas.

Se nos fue un nuevo un trozo de Valparaíso, pero nos queda su música, sus tangos, y la hermosa casa de pilares blancos, testigo de sus afanes.

2 Respuestas “Falleció Jorge Montiel: Se nos fue el vecino cantor”

  1. reinaldo Gutierrez Parada
    13 octubre, 2019 a las 2:16 am

    donde encuentro el video de la cancion los cerros de valparaiso cantada por gorge montiel y el piano de pollito gonzalez,al parecer fue grabado en algun bar porteño, gracias

  2. Cristian ahumada Mancilla
    22 octubre, 2020 a las 1:44 am

    Recuerdo con mucha emoción a Jorge, fue una gran persona, me enseñó a cantar, su platillo favorito era el puré con longaniza, un vozarron impresionante, señor de la cuca y el tango…. No le gustaban los micrófonos… Yo le llamaba el «parlante humano»… Lamento no haber podido aprovechar mas de su nutrida y talentosa experiencia… De los últimos señores de la voz

Deja un comentario