Ir a…


Periódico Vecinal de la Cuenca San Juan de Dios de Valparaíso - cerros Yungay, San Juan de Dios, La Loma, Cárcel, Panteón y alrededores.

RSS Feed

Recuerdos


Por Sonia Gutiérrez / fotografía: Jaime Villaseca 

Me parece que no fue hace tanto tiempo que llegué a la Avenida Ecuador. Mi hermano tenía 8 años y mi hermanita nació aquí, en este departamento del segundo piso, en el año 1950.

El edificio hace de punta de diamante entre Ecuador y Mackenna, más conocida como Principal. En el primer piso hacia el norte estaba la casa “Singer” con todas sus máquinas de coser y sus repuesto, recuerdo que el dueño era un señor mayor, pero muy bonachón. Mi mamá tenía una máquina de coser “Singer”, a ella me gustaba “costurear”, nos hacía nuestra ropa, así que siempre pasábamos por el negocio, ya sea, por supuesto, para agujas tijeras, etc.

Hacia el sur, es decir, bajo el departamento, había una fuente de soda, como las de aquellos tiempo. Se expendían jugos, sándwichs y gaseosas, nunca vi a nadie beber cervezas o vinos, porque al parecer no lo sentían. La mayor atracción que tenía era una maquina “Wurtlizer”, con las melodías de la época. En esos tiempos hacía furor “Patricia”, de Pérez Prado, que fue hecha para la película la “Dolce Evita” a pedido expreso de su director Fellini a este músico cubano. El dueño de este negocio era un señor Barbieri, ya no recuerdo su nombre, los años no pasan en vano, quien a su vez, fue sobreviviente del atroz incendio del año nuevo del 53, cuando estalló la bodega de Vialidad con todos los explosivos que nadie sabía que estaban allí. Fue terrible volver al verlo en su negocio, horriblemente desfigurado a causa del fuego, era muy impresionante pero era amable y querendeón, sobre todo con mi hermana menor, no nos asustaba ni le temíamos. El señor Barbieri , tenía dos hijos, Tito y Silvio, y los tres pertenecían a la Bomba Italia, sus hijos se salvaron porque este caballero sacó las placas primero. También recuerdo que mi papá nos decía, que él se salvó porque no se movió del hospital aquí en Valparaíso. Sin embargo, un capitán de carabineros que estaba junto a él, falleció cuando era trasladado a U.S.A.: su organismo no soportó el largo viaje,

Posteriormente, ambos negocios desaparecieron. “Singer” cambió de ubicación y la fuente de soda fue vendida.

Una Respuesta “Recuerdos”

  1. Anónimo
    13 mayo, 2016 a las 5:44 pm

    Carniceria Italo-Chilena!

Deja un comentario