Ir a…


Periódico Vecinal de la Cuenca San Juan de Dios de Valparaíso - cerros Yungay, San Juan de Dios, La Loma, Cárcel, Panteón y alrededores.

RSS Feed

Plazuela El Descanso: La batalla del espacio público


Por Waldo Burgos Loyola
Presidente Junta de Vecinos 74 Cª Miraflores

La primera vez que se votó en asamblea extraordinaria de la Junta de Vecinos 74 por el cierre nocturno de la Plaza el Descanso, los vecinos votaron que no, no al cierre, incluida la señora que fue golpeada brutalmente en la cabeza, ese día, votó que no. Tres meses después, tras una serie de actividades positivas de ocupación, estrategia vecinal decidida ese mismo día del no al cierre, los mismos vecinos y otros mas, desafiando la lluvia y el frío, sentados en la plaza al calor de una discusión respetuosa, votan nuevamente, pero ahora aceptando el cierre de la plaza ofrecido por el Municipio de Valparaíso. 

Las razones son ya mas que conocidas, el cierre no es mas que un resultado en defensa  de esa energía negra que se apodera del puerto, la que habla baratamente de la libertad en su peor versión,  yo hago lo que quiero”, “si quiero me hago caca aquí donde mismo estoy, yo soy libre” tan prepotente, tan irracional, tan histérica esta libertad, que provoca inquietud como fenómeno, por sus rasgos fascistoides

Como porteños que somos, nacidos y no nacidos acá, hemos entregado nuestras calles y escaleras durante años, mirando impávidos, sin reacción,  replegándonos, como si nadie pudiera hacer nada ante esta ocupación de los espacios públicos que expulsa a los niños, a las familias, a los viejos, a la pareja de enamorados, a los padres primerizos con su guagua, al cabro chico que quiere jugar con su pelota. Todos sin excepción, al no hacer nada, somos culpables de esto.

Actualmente, nuestra ciudad esta jugando una batalla, la batalla de los espacios públicos, en la cual todos los que tienen una pizca de amor a este puerto y le deben, de una manera u otra, parte de lo que son, están llamados a aceptar y enfrentar esta realidad que nos tocó vivir. Ya no vale mas mirar para el otro lado y decir, aunque sea verdad, que la autoridad no hace nada, tampoco vale, que los vecinos en sus barrios sigan desorganizados echándole la culpa al empedrado, esperando que alguien venga a golpear su puerta para solucionarle los problemas.

Vecinos en Asamblea

Es hora de ponerse los pantalones y los guantes, para limpiar y ocupar los sitios eriazos, transformarlos en plazas, pintar nuestras escaleras y poner mensajes positivos, hacer huertos, jardines, ocupar los pocos espacios públicos que poseemos, exigir respeto de parte de los visitantes, denunciar o enfrentar a quién insista en arruinarnos nuestra calidad de vida con todas las mugres que nos imponen e invaden y que no cabe numerar.

Bueno, y si insiste en reclamar sin hacer nada, y no es el guerrero que necesita el puerto, entonces vaya a la FIFA, todos sabemos el resultado que tendrá su reclamo, y mientras se demore en el trámite de hacerlo, se le instalará un par de rancios en su puerta, bebiendo hasta reventar, dejando su estela de botellas quebradas y orines, acostados durmiendo la mona en la mitad del barrio, y para mas remate, reclamando y vociferando que es libre de hacer lo que el quiera, cuando quiera y donde quiera.

¿A usted le parece esa libertad?

2 Respuestas “Plazuela El Descanso: La batalla del espacio público”

  1. Luis Zárate Salgado
    23 septiembre, 2016 a las 8:11 pm

    Cerrar los espacios públicos no es la solución; las plazas y parques pertenecen a todos los ciudadanos. Las medidas deben encaminarse a contrarrestar positivamente las acciones negativas, frente a frente con los infractores, oportunamente y en el lugar adecuado. Así es posible evitar y además enseñar a respetar y querer los rincones porteños que son tan nuestros. Y si resulta procedente, solicitar que alguna vez se capacite a carabineros para que aprenda que no siempre es el palo y el revólver el mejor elemento disuasivo, sino también puede ser el respaldo inteligente a los vecinos y a los jóvenes que tanto lo necesitan.

    • Luis Loyola
      30 septiembre, 2016 a las 12:57 am

      Don Luis parece que usted vive en el planeta Marte, el discurso que usted escribe ya se ha intentado,la policía no hace nada, los vecinos han intentado hasta lo imposible con acciones positivas de ocupación y recuperación, entérese de la realidad. Más que un discurso, la realidad exige acciones concretas, ideas nuevas, no solo líneas de pensamiento que suenan lindos y para la galería.
      Le pregunto ¿que realmente propone frente a una realidad que no admite sueños bonitos, discursivos?
      Bueno, le cuento también que la plaza se cierra en la noche, no en el día. ¿Quién cree que usa la plaza durante la noche?
      Saludos, se lo digo con mucho respeto.

Deja un comentario