Ir a…


Periódico Vecinal de la Cuenca San Juan de Dios de Valparaíso - cerros Yungay, San Juan de Dios, La Loma, Cárcel, Panteón y alrededores.

RSS Feed

Memoria en los muros del cerro La Loma


Por Guillermo Correa Camiroaga

“No se puede vivir sin conocerlo” dice el Gitano Rodríguez en su vals “Valparaíso”, y la verdad es que el Puerto es un lugar que aunque uno lo recorra diariamente, no se termina nunca de conocer. Valparaíso es una ciudad llena de recovecos. Uno puede pasar muchas veces por un mismo lugar, un mismo rincón, una misma escalera, pero si te transformas en un observador curioso, siempre descubrirás algo diferente.

Uno de estos sitios que es necesario descubrir es el Cerro La Loma, un pequeño sector enclavado entre los cerros Cárcel, Jiménez y San Juan de Dios, de fácil acceso desde la Avenida Alemania, bajando por calle Camila, a la altura de la Escuela de Bellas Artes. Un colorido mural en la cornisa del mirador del cerro saluda al visitantes con un “Bienvenido al Cerro La Loma…Cuidado niños Jugando”, pintado con los colores rojiblancos del mítico club “Estrella Roja”.

Precisamente este fin de semana fui a dar una vuelta por el sector y pude observar la presencia de un hermoso mural –  realizado en ocasión del Octavo Festival del Cantar Popular del Cerro La Loma, que este año se efectuó los días 19 y 20 de enero, cuyo contenido graficaba hitos significativos de la historia del cerro.

Conversando con un habitante del lugar me relató que este trabajo de arte popular fue realizado con la participación directa de los vecinos, después de definir ellos mismos cuales serían las imágenes más significativas que resumieran la historia del barrio. Así determinaron pintar en el muro cuatro “fotografías”, que de alguna manera sintetizaban las características históricas de este “recoveco porteño”.

En la primera de ellas aparece un grupo de mujeres con chuzos y picotas derribando un muro de piedras. Esto tiene que ver con un hecho ocurrido en los años sesenta (el año 1965 me puntualiza el lugareño) cuando una muralla ubicada en donde ahora empieza el mirador, que separaba la calle Camila de la calle Principal, impidiendo el acceso a la Avenida Alemania que se ubicaba unos 150 metros hacia arriba, fue derribada por las mujeres organizadas del sector de calle Principal, para poder tener acceso a una vía expedita como es la Avenida Alemania. Esto obedeció a una necesidad de conexión adecuada para el traslado de alguna vecina o vecino enfermo, el acceso de los bomberos ante la ocurrencia de algún incendio o la existencia de una vía expedita ante cualquier otra situación de emergencia. La separación era, además, una división entre un sector humilde y uno más acomodado, lo que se puede fácilmente constatar por la contrastante diferencia de las construcciones existentes en ambos lugares.

Mural 1: Mujeres derriban el muro que separaba la calle Camila de Principal

La segunda imagen presente en este mural de “Memoria Lomina” tiene que ver con el Club Deportivo Estrella Roja, el cual fue fundado el  año 1955 y  dentro de su larga trayectoria como club porteño tiene también un período amargo cuando, después del Golpe de Estado de 1973, fueron obligados a cambiarle el nombre y el color albirrojo de sus camisetas por el blanco y el verde de la camiseta de otro antiguo club del sector, pasando a llamarse “Club Libertad”. Posteriormente, en la década de los ochenta, al calor de la lucha antidictatorial, los vecinos movilizados lograron nuevamente rescatar su verdadero nombre y emblemas originales. En esta segunda “fotografía” del Mural se representa al Club Estrella Roja jugando contra su clásico rival, el Club Apolo, en el  Auditorio Osmán Pérez Freire del Cerro Mariposas.

Mural 2: Club Deportivo Estrella Roja

El tercer elemento graficado sobre el muro guarda relación con las catástrofes que ocurren en el sector, especialmente  los incendios, lo cuales, como en todos los lugares de Valparaíso, son devastadores. Precisamente el último de estos siniestros en el cerro La Loma ocurrió el 18 de Enero del año 2016, en donde tres casas fueron totalmente destruidas por un voraz incendio.

Mural 3: las catástrofes en La Loma

La cuarta imagen plasmada en el Mural se refiere al “Día de la Challa”, una jornada de diversión popular que se realiza en el cerro el día 02 de Enero de cada año. Acá el protagonista principal es el agua. Cualquier persona que se aparezca ese día por el lugar deberá asumir las consecuencias de un verdadero bombardeo acuático, en donde las vecinas y vecinos, de todas las edades, transforman su barrio en un refrescante campo de batalla. Me cuenta uno de los vecinos  que esto tiene su origen con la llegada de obreros salitreros a vivir al cerro, quienes venían de una zona en donde el agua era un bien muy escaso y, ante la abundancia de dicho vital elemento en este lugar, crearon esta fiesta para iniciar alegres y con buenos augurios el nuevo año. 

Mural 4: El Día de la Challa

Deja un comentario