Ir a…


Periódico Vecinal de la Cuenca San Juan de Dios de Valparaíso - cerros Yungay, San Juan de Dios, La Loma, Cárcel, Panteón y alrededores.

RSS Feed

Fundación Buen vivir, apoyando a los vecinos porteños en sus conflictos


Vecinos organizados de cerro Placeres contra abusos de inmobiliarias

Por Diego Álvarez

Desde hace un año, vecinos del cerro Placeres se enfrentan con inmobiliarias por las irregularidades en el proceso de asignación de permisos de contrucción. Con el apoyo jurídico de la fundación Buen Vivir, esperan detener una situación que sólo beneficia a unos pocos. 

La fundación Buen Vivir es una organización compuesta por un grupo de amigos, cuyas sensibilidades sociales y políticas afines los llevaron a conformar una plataforma que pudiera ayudar a los vecinos de Valparaíso. Al poner sus herramientas profesionales al servicio de las personas, se encontraron con una serie de problemas reiterativos, siendo uno de ellos los conflictos urbanos, especificamente, el fenómeno inmobiliario.

Felipe Reyes, abogado de la fundación Buen Vivir

Para comprender mejor sus planteamientos y motivaciones, me reuní con Felipe Reyes, abogado de la fundación Buen Vivir, quien me invitó a una de las reuniones de trabajo en la sede social de la Villa Berlín, ubicada en el cerro Placeres.

Luego de escuchar las gestiones realizadas por cada delegado y delegada vecinal, se determinaron las tareas para la próxima sesión. Tras ello, una vez acabada la reunión, conversé con Felipe para conocer las causas y los objetivos que buscan.

– ¿Con que organizaciones trabajan?

Tenemos focos abiertos de defensas de territorio. No sólo trabajamos con la Junta de Vecinos de Villa Berlín, que tiene ramificaciones en otras organizaciones en la comunidad, sino que dentro del cerro Placeres, estamos trabajando con la población El Cincel, que está un poquito más abajo y con la comunidad Santa Bárbara, con quienes tenemos un lazo muy grande. Fuera de ellos, estamos colaborando con la agrupación de vecinos Vergara, que está un poquito más abajo, en un tema que tiene que ver con lo que denominamos “conflictos urbanos en Valparaíso”, los que se originan en ciertas contradicciones que ocurren en los espacios de los barrios.

Hoy, seguimos trabajando activamente con gente del cerro Florida, con quienes vimos por primera vez uno de los focos de conflicto del tema inmobiliario. En ese sector, se quería emplazar un edificio pero existían irregularidades en el otorgamiento del permiso de edificación, entre ellas la inexistencia de un estudio de mecánica de suelo, lo que es un atentado gravísimo a la seguridad pública de las personas que pudiesen eventualmente ocupar ese edificio.También trabajamos directamente con la Junta de Vecinos del cerro Florida, especificamente con Luis Moreno, en un trabajo que está judicializado en la corte de apelaciones de le Valparaíso, y del cual esperamos buenos resultados.

Acá, específicamente, trabajamos con la Villa Berlín, donde el trabajo se ha traducido al tema jurídico. Buscamos poder utilizar el instrumento de la ley en favor de los vecinos, y dando cuenta de la invalidez que tienen estos permisos de edificación. Creemos que el el problema principal es la existencia de un grupo de personas que está acostumbrado a no respetar la Ley, infraccionando la legislación urbanística y desarrollando un negocio lucrativo pero muy negativo para los vecinos.

-¿Se repiten las inmobiliarias que están metidas en estos casos?

Yo diría que lo que más se repite es una forma de conducta. Creo que cumplen una necesidad, ellos no se comportan así porque sean malos, sino porque están desarrollando un negocio que exige un patrón de conducta. Ellos pasan por encima de cualquier barrera para ejecutar sus proyectos. Desde el punto de vista institucional de los funcionarios, una de las cosas que nosotros detectamos es que existía una especie de parasitación de la dirección de obras municipales de Valparaíso, en dónde nos encontramos con un director de obras complaciente, y eso provoca en la ecuación final un déficit democrático, en el sentido de que las decisiones que se están tomando respecto al desarrollo y crecimiento de Valparaíso, son tomadas por grupos privilegiados que no sólo tienen el poder económico, sino también la institucionalidad y la política a su favor.

Las decisiones urbanísticas son tomadas por una minoría que ni siquiera se presenta a elecciones para que la ciudadanía pueda definir si el proyecto de ciudad que ellos proponen les place o no. Somos nosotros precisamente los que tenemos que lidiar con esos instrumentos porque no gozamos del poder económico para poder generar un proyecto social propio. Uno que abogue por un desarrollo humano y cultural en un espacio donde se pueda sustentar este proyecto acorde al bien común de las personas normales.

Y en base a ese bien común, una de las cosas más bonitas que nos ha tocado escuchar acá, es que los vecinos quieren transformar esto en un polideportivo para la zona norte de Valparaíso. Este estaría orientado en la población de Placeres, Barón y la quebrada Cabritería. En este punto incluimos a la quebrada, porque representa un fenómeno urbano marcado por la segregación y marginalización respecto a la quebradas de Valparaíso, que está pasando desapercibido, porque los planes reguladores comunales han sido ambiguos.

Una Respuesta “Fundación Buen vivir, apoyando a los vecinos porteños en sus conflictos”

  1. Mayra olivares h
    25 enero, 2019 a las 5:07 pm

    Hola soy mayra del cerro el litre …somos vecinos que vivimos hace mas de 40 ,30 y 20años en este pasaje estamos ahora en peligro de desalojo .hace 4 años compro una inmoviliaria de santiago .SAn tomas limitada …queremos asesorarnos como podemos contactarnos con udes? …
    Mi correo es mayralfonsine@hotmail.com
    Saludos y atenta a su respuesta

Deja un comentario