Ir a…


Periódico Vecinal de la Cuenca San Juan de Dios de Valparaíso - cerros Yungay, San Juan de Dios, La Loma, Cárcel, Panteón y alrededores.

RSS Feed

Don Daniel, el vecino de los Diarios


Por Luzma y Christián  Jiménez

Llegando al Mirador Camogli en la Avenida Alemania es posible encontrarse con el kiosco del famoso Don Daniel, histórico distribuidor de diarios y revistas de la Cuenca San Juan de Dios, símbolo de nuestro periódico vecinal, que lo ha llenado de orgullo.

El kiosco está actualmente pintado de verde en homenaje al decano del fútbol chileno, junto al escudo del club emblemático de Valparaíso. Desde allí, desafiando el viento, la lluvia, el gélido frío invernal y los cálidos rayos del sol veraniego, don Daniel Saltori ha organizado su recorrido durante 28 años, entregando la noticia al día, en 500 casas de los sectores de bajada de San Juan de Dios, calle Placilla, calle Huáscar, calle General Mackenna, Héctor Calvo, Mena y calle Florida. En este recorrido hecho a pie, Don Daniel demoraba 5 horas cada día, ayudándose con un sujetador de cuero y cargando 30 kilos cada día, subiendo y bajando cerros día tras día, incluso los fines de semana y los días festivos, es decir, de lunes a lunes.

Este tremendo esfuerzo le pasó la cuenta y el año pasado, después de un accidente, don Daniel con gran pena dejó de repartir diarios y revista al gran barrio.

Dice que extraña su rutina, los cordiales saludos con los vecinos de tanto tiempo, la sonrisa presente, l os buenos días amigables. “Hay clientes que me han venido a ver, me han saludado”.

Una vecina del 526 de Guillermo Rivera, antigua clienta, asegura que “don Daniel es una de las personas más desinteresadas por las lucas, te dejaba el diario y nunca te cobraba, había que andar detrás de él para poder  pagarles las platas. Yo se las dejaba en el negocio de don René, una vez al mes, pero, pasaban meses y él no las recuperaba, tenía que perseguirlo por teléfono para que fuera a buscar su plata”. Por su parte, don Daniel sostiene que “tenía ese sistema para trabajar”.

Una de las anécdotas que a él lo sorprendió fue cuando “una vez vino un joven que le habían dicho que yo estaba aquí arriba en el kiosco, me vino a ver para comprobar si estaba aquí. Y me abrazaba, me besaba en la frente. Él no creía que estaba aquí”.

Para todos quienes quieran ir a comprar su diario o su Periódico Vecinal, o deseen visitar a don Daniel, él está disponible de lunes a viernes a contar de las 11.00 de la mañana, en su lindo kiosco con vista al mar.

Deja un comentario