Ir a…


Periódico Vecinal de la Cuenca San Juan de Dios de Valparaíso - cerros Yungay, San Juan de Dios, La Loma, Cárcel, Panteón y alrededores.

RSS Feed

Coordinador de Aseo Municipal detalla los desafíos para la Cuenca San Juan de Dios


Por Boris Kúleba

Alejandro Villa, coordinador de Aseo, Parques y Jardines y Medioambiente del municipio

Desde el despacho que comparte con otros nuevos encargados de unidades municipales en la Avenida Argentina, el nuevo Coordinador de Aseo, Parques y Jardines y Medioambiente de la Municipalidad de Valparaíso, Alejandro Villa, se refirió a los principales desafíos y las problemáticas vinculadas a la basura que deberán asumir. Le tocó enfrentar el sumario sanitario contra la municipalidad iniciado por la Seremi de Salud en febrero de este año y en los pocos meses que ha estado a cargo ya ha conseguido revertir la situación crítica. «El problema del aseo en Valparaíso cuesta por varias razones: hay una topografía súper compleja; hay contratos previos mal elaborados de aseo en donde siempre pierde la casa; y hay un tema ya de la cabeza, hemos ido detrás del camión del aseo, los trabajadores están limpiando y al pasar de vuelta está otra vez la misma situación en las calles, no se respeta el horario de retiro. Entonces no sólo tiene que ver con cierta negligencia nuestra como municipio sino que también hay un tema de la ciudadanía. El problema del aseo en Valparaíso no es sólo responsabilidad del municipio», diagnostica Villa.

Contenedores en la Subida Ecuador

En enero de este año, muchos vecinos se vieron desagradablemente sorprendidos por el retiro por parte del municipio de los contenedores de basura instalados en la subida Ecuador. Si bien es cierto que se habían convertido en puntos insalubres debido a la mala utilización hecha principalmente por algunos residentes y locatarios del sector, su desaparición significó no contar con lugares en donde depositar la basura domiciliaria en el principal eje de acceso a los cerros del sector. Johnny Álvarez, inspector municipal de la zona, aclaró en esos días a la prensa la situación explicando que fueron retirados debido a las altas temperaturas del verano porteño, que “ablandaban el plástico de los contenedores”, y aclaró el mal uso que los propios usuarios habían hecho de ellos, ya que su función era mitigar el desecho que se produce en las escaleras, por donde el camión no puede acceder, sin embargo era común ver basura de los pubs, enormes huesos de las carnicerías e incluso muebles y escombros dentro de ellos. Pese al término del verano, los contenedores no fueron repuestos y pronto los vecinos de la parte más alta de la subida Ecuador vieron como ahora además desaparecían los contenedores que la Junta de Vecinos de Panteón habían adquirido con fondos propios y del Fondo de Desarrollo Vecinal (Fondeve), y que ya habían sufrido vandalizaciones y atentados incendiarios en la esquina con Calle Madrid y en el pasaje Longfellow. Ahora, de un día para otro, simplemente desaparecieron ¿Cómo se explica esto el municipio? Para Alejandro Villa hay una profunda falta de verificación del cumplimiento de los inexplicablemente leoninos contratos que administraciones municipales anteriores celebraron con la empresa de aseo Total Transport y pone como ejemplo que “en el contrato con Total Transport hay comprometidas 55 bateas. Las contamos y en la realidad sólo hay 38, pero nos cobran por 55”. Junto con revisar el contrato con esta empresa, que también incluye el arriendo de camiones, maquinarias y mantención, se plantea verificar y fiscalizar que efectivamente se estén respetando los acuerdos. Similares irregularidades se han encontrado en los contratos con la empresa COSEMAR, que es la encargada del retiro de la basura en el plan de la ciudad. “Ellos tienen hidrolavadoras, pero lavan en Viña, en donde tienen más cosas que camiones, tienen hidrolavadoras, escobilleras mecánicas, es otro nivel porque Viña del Mar tiene más plata que nosotros.”

La falta de contenedores se ha visto atenuada por la regularidad con que los camiones del aseo recorren ahora la subida Ecuador. No obstante, es común encontrar persistentes acumulaciones de basura en los sectores en donde desaparecieron los contenedores. Esto se interpreta como una falta de interés de algunos vecinos por entender el sistema de retiro y recolección de residuos domésticos y domiciliario, cuya frecuencia y circuitos están establecidos para cada sector pero que muchos parecen ignorar. “Van quedando pocos vecinos fundadores, llegan vecinos sin camiseta porque no tienen la identidad. El relato oral del barrio provoca compromiso, por eso hoy, si se colmó el contenedor quienes transitan no llaman para avisar, de todos modos arrojan la basura aunque esté colapsado, y no les importa porque no poseen identidad con el barrio”, reflexiona Villa.

Frecuencia y recorrido de los camiones

Mientras que para el municipio la frecuencia ideal de la recolección de basura domiciliaria, considerando los recursos actuales, es de dos veces a la semana en promedio por cada sector, en las zonas altas y periféricas de la ciudad el camión sólo pasa una vez, y en los cerros Alegre y Concepción, en cambio, llega a pasar hasta ¡cuatro veces al día!

Esta evidente desigualdad sólo se sustenta en la cualidad turística de los cerros más privilegiados, ya que el volumen de basura que se produce allí es muy inferior al de los sectores más densamente poblados, y pretende ser corregida por la nueva administración municipal, lo que implica realizar cambios en los recorridos y la frecuencia del retiro de aseo domiciliario de la flota municipal. “Ahí hubo previamente una opción municipal que nosotros no compartimos y que tiene que ver con un tema turístico. Pero el tema turístico siempre va a estar cautelado, es exagerada la cantidad de camiones por semana y la cantidad de camiones por día para ese barrio. Estamos haciendo modificaciones que sólo implican cambios de horario y de frecuencia moviendo un camión de un sector para colocarlo en otro sector”, afirmó Villa.

Trabajadores del Aseo

El nuevo plan también considera mejorar las condiciones de los trabajadores, reduciendo el esfuerzo que deben realizar los “poncheros”, que son quienes deben bajar a pie a retirar la basura en las innumerables escaleras por donde el acceso no es posible por otros medios, “el ponchero baja de la Avenida Alemania a la mitad de la pendiente, pero después sube con 60, con 80 kilos a cuestas, entonces tenemos una tasa de trabajadores ya con problemas a la columna” cuenta el coordinador municipal, y ya se están pensando algunas propuestas, “ahí cobran importancia los contenedores, esta vecina que vive aquí a mitad de pendiente tiene que bajar a este contenedor a disponer de las bolsas y nosotros nos haríamos responsables del retiro de ese contenedor, reduciendo fuerza humana de trabajo.”

No sólo son la condiciones físicas, sino que también las laborales las que deben ser corregidas en la actual administración, ya que si bien hay algunos trabajadores del aseo que son funcionarios contratados por la Municipalidad y otros cuyos contratos dependen de la Corporación Municipal, muchos otros trabajadores dependen del Plan de Generación de Empleos (PGE), por lo que son considerados “beneficiarios” y no trabajadores pese a tener la mismas obligaciones que un trabajador contratado. “Recién este año se les dio vacaciones, cinco días, porque no tienen derecho a ninguno, es un programa que sólo está pensado para resolver la cesantía” reconoció Villa. Estas desigualdades en los tipos de contratos son una complicación pues realizan tareas operativas que tienen numerosos riesgos, “si ocurre un accidente del trabajo tenemos problemas nosotros, entonces estamos dando instrucciones bastante precisas respecto a cómo deben salir estas cuadrillas al día. Nos preocupa de nuestros trabajadores su condición de trabajo, la edad, y queremos reducir el tema del ponchero”.

Lavado de Veredas

Una de las medidas más celebradas por la ciudadanía ha sido la limpieza de las veredas mediante hidrolavado. La idea es realizarla de manera permanente y al menos una vez por semana. En el sector comprendido entre Errázuriz, Bellavista y la Plazuela Ecuador se han realizado limpiezas nocturnas pero Villa ve como algo difícil que también se realicen en las descuidadas veredas de la subida Ecuador “no es llegar, barrer y lavar la Subida Ecuador, básicamente por ser un eje de tránsito peatonal y porque hay un tema muy delicado por la cantidad de permisos que se les ha dado a los locatarios de puestos de venta de cervezas que están en la vereda, en donde hay también un tema de seguridad, esas terrazas han sido una barrera además respecto a cualquier respuesta rápida ante una emergencia”.

Sobre esta vereda, por las noches, funciona la terraza de un pub

Precisamente son los locatarios los responsables de la limpieza de sus veredas. Según la Ordenanza Municipal de Aseo, es obligación de los vecinos y comerciantes, mantener en forma permanente el aseo de las veredas en todo el frente de los predios que ocupan. Lo mismo ocurre con las veredas mal mantenidas, con malezas o acumulación de basuras. “Lo que tenemos claro es lo siguiente: limpiar un terreno que tiene un propietario conocido no corresponde. Sitios que son de particulares nosotros no vamos a limpiar, vamos a pasarle el parte a ese propietario”, puntualizó Villa.

Deja un comentario