Ir a…


Periódico Vecinal de la Cuenca San Juan de Dios de Valparaíso - cerros Yungay, San Juan de Dios, La Loma, Cárcel, Panteón y alrededores.

RSS Feed

Arreglos de escalera generaron molestias y riesgos a vecinos de Cerro La Loma


Durante ocho meses los residentes del cerro La Loma experimentaron serias dificultades para acceder a sus hogares debido al retraso y al aparente abandono de las obras por parte de la empresa a cargo de mejorar uno de los principales accesos  peatonales al cerro. En pleno invierno, la escalera que los conectaba con el plan se convirtió en una peligrosa pendiente de lodo y obstáculos.

Por Boris Kúleba

En Ecuador 517 se encuentra una escalera, un paso de servidumbre, que conecta la Avenida Ecuador con calle Principal del Cerro La Loma, cruzando una pequeña quebrada. En el año 2013, se aprobó un proyecto de Pavimentos Participativos impulsado por la Junta de Vecinos y aprobado por el SERVIU para remodelar la escalera,  sin embargo la adjudicación de la licitación ocurrió recién en abril del año 2015.

Residentes de la escalera, encabezados por Áncora, decidieron no esperar el ya dilatado inicio de las obras y realizaron dos intervenciones: la primera fue en el verano del año 2014, realizando un desmalezado de la quebrada y un encuentro con los vecinos en el marco de la recuperación desarrollado por el colectivo Ludotopia; la segunda intervención se realizó aprovechando la llegada de un grupo de jóvenes voluntarios a Áncora, en el verano del 2015, con quienes decidieron sustituir la escalera existente, que fue realizada por un vecino y que se encontraba en deplorables condiciones, por una hecha con neumáticos reciclados (autogestionados a partir de donaciones, voluntarios y comedores colectivos), junto al colectivo MADE, y que junto al respaldo de Vive tus Parques se completó en apenas un par de semanas y mejoró considerablemente el acceso a las casas colindantes a la quebrada.

En julio del año pasado, los vecinos presenciaron cómo la escalera que habían reparado, repentinamente,  era desarmada por funcionarios de una constructora. Ésa fue la manera en que se enteraron de que las obras del proyecto de Pavimentos Participativos habían comenzado y que la licitación se la adjudicó la empresa Constructora Via Apia Ltda. Comenzaron, justamente, demoliendo la única parte de la escalera que sí funcionaba. Las obras, oficialmente, deberían durar sólo dos meses.

Problemas de acceso

La intervención fue bastante drástica y sin considerar el acceso de los vecinos a sus viviendas, pues comenzó en pleno invierno, dejando  la escalera demolida  y con apenas un par de palos de apoyo para evitar que los transeúntes resbalaran por la ladera. Los vecinos trataron de atenuar las dificultades instalando una soga a modo de apoyo, pero fue robada por desconocidos esa misma noche.

Durante todo el invierno muchos residentes sufrieron la imposibilidad de acceder a sus hogares, y recién en marzo del 2016, ocho meses después, la empresa dio por terminadas las obras, aunque a simple vista parecen inconclusas: el primer tramo de la escalera, el acceso obligado, quedó en ruinas, cerrado por una baranda a modo de cerco. Al parecer hubo dificultades para terminar los escalones faltantes y simplemente cerraron el acceso y habilitaron uno nuevo al costado. “Esto sólo demuestra la poca planificación, ya que ni siquiera tenían claridad sobre dónde ni cómo podían construir. Para qué hablar de la cantidad de escombros que dejaron en el lugar, nuestra lombricera sufrió el embate de la basura y rocas que iban tirando los maestros”, comenta Martina Knittel, de Áncora, una de las vecinas afectadas, “en la parte de la quebrada -que era la parte de la obra gruesa- terminaron construyendo una caja escala muy tosca, con puntos ciegos por todos lados, haciéndola potencialmente peligrosa para circular de noche, y con un pedazo entero de tierra suelta que probablemente va a caer en la primera lluvia. No hay ningún tipo de terminaciones de los trabajos, más que pintar las barandas de blanco y naranja, y la constructora ya se fue”, concluye.

Ecuador 517

Así quedó el acceso a la escalera ubicada en Ecuador 517 tras los arreglos


 

Deja un comentario